El diálogo puede cerrar la brecha entre la política y la investigación: reflexiones del Simposio KIX

Por : Dra. Margaret NampijjaandBetty Akullu Ezati Posted: 16 Enero 2023
UNESCO IICBA

Foto: Participantes del Simposio de Investigación entre Centros GPE KIX África 19 y KIX África 21 en la sede de la Unión Africana en Addis Abeba, Etiopía, del 4 al 6 de octubre de 2022.  

Una gran cantidad de investigación se lleva a cabo con la esperanza de que informará las perspectivas y conducirá a la acción política. Sin embargo, este no siempre es el caso en muchos países africanos, particularmente en el sector de la educación, donde muchos resultados de la investigación no se utilizan. Los formuladores de políticas en muchos países africanos no utilizan regularmente la evidencia o los hallazgos de la investigación para tomar decisiones. Esto se debe en parte a la aparente baja demanda y apreciación de la investigación por parte de los responsables de la formulación de políticas, el lenguaje técnico utilizado en los informes de investigación que limita su uso práctico y la falta de foros que permitan el diálogo entre investigadores y formuladores de políticas.  Estas son las debilidades que los formuladores de políticas y los investigadores esperaban revertir cuando se reunieron en un Simposio GPE KIX entre los Centros KIX África 19 y KIX África 21 de tres días de duración que se realizó en Addis Abeba del 4 al 6 de octubre de 2022. Nosotras, las escritoras de este artículo, participamos en el simposio como investigadoras, presentadoras, presidentas de sesiones y relatoras. Fuera del simposio, también participamos en los proyectos de investigación actuales de KIX y en los seminarios y actividades de fortalecimiento de capacidades de KIX en Kenia (Margaret Nampijja) y en Uganda (Betty Ezati).

El Simposio de Investigación Continental de KIX vio a más de 280 partes interesadas en la educación provenientes de 51 países explorar, compartir y discutir datos de investigación sobre los resultados de aprendizaje de los estudiantes en África subsahariana y sobre las innovaciones que están mejorando los resultados de aprendizaje. El simposio buscó abordar la brecha entre la investigación y la política ampliando la evidencia del África subsahariana y poniendo a investigadores como nosotras en contacto directo con los tomadores de decisiones.

El último día del simposio, los participantes se agruparon en investigadores y educadores/actores políticos para reflexionar y generar conclusiones, lecciones y recomendaciones clave para el futuro.  Nosotras fuimos seleccionadas para moderar y presentar los puntos de cada grupo al plenario principal. A continuación se presentan las reflexiones que surgieron de los dos grupos.

La percepción más importante que sintieron los participantes es que los investigadores y los tomadores de decisiones deben hacer un mayor esfuerzo para colaborar y entablar un diálogo. La actual falta de colaboración está afectando negativamente los resultados de aprendizaje de los niños, la transición a clases superiores y su permanencia en la escuela y, en última instancia, el éxito a lo largo de la vida Con demasiada frecuencia, la investigación en educación está infravalorada, infradotado e infrautilizada, y pasa a ser desconocida a medida que se vuelve obsoleta.

Abordar la brecha actual entre la investigación y la formulación de políticas requerirá un diálogo, un debate y una colaboración constantes entre los investigadores y los formuladores de políticas y los tomadores de decisiones en educación, no solo cuando los hallazgos estén listos, sino durante todo el proceso de investigación, incluyendo la identificación del problema y la evidencia necesaria, ejecutando la investigación, extrayendo un entendimiento común de los hallazgos y utilizando los hallazgos para cambios en las políticas. Esta estrecha colaboración a lo largo del proceso de investigación puede realinear los intereses de investigación con las demandas de las políticas.  También es probable que esta conexión entre las dos partes logre una mayor apreciación y demanda de evidencia y podría superar barreras comunes tales como la politización de la evidencia en la investigación. Esto, a su vez, mejorará la escalabilidad y la sostenibilidad de los resultados de la investigación.

Necesitamos una estrecha alineación de la agenda de investigación en educación con las necesidades políticas actuales. Esto puede lograrse si los ministerios de educación identifican áreas clave de investigación y las comparten con universidades e instituciones de investigación, y las apoyan financieramente para llevar a cabo la investigación. Estos pasos requieren que la investigación sea intencional e impulsada por la demanda. Sin embargo, este modelo colaborativo debe estar bien pensado para evitar conflictos entre investigadores y formuladores de políticas, y un escenario en el que los políticos se hacen cargo de la investigación y subsumen los intereses y las motivaciones de investigación de los investigadores y sus instituciones.

En segundo lugar, los investigadores deben agrupar y comunicar los resultados de la investigación en un lenguaje menos técnico que sea fácilmente comprensible para los formuladores de políticas y así fomentar su aplicación en la toma de decisiones. Esto requiere que la evidencia generada esté bien sintetizada y que las implicaciones y recomendaciones de política de los investigadores sean claras. Los investigadores podrían presentar sus hallazgos en forma de breves resúmenes de políticas, resúmenes visualizados y otros medios claros, creativos y prácticos.

En tercer lugar, los gobiernos africanos deben reservar y aumentar la financiación para la investigación y establecer departamentos de investigación para promover la realización de investigaciones relevantes para una toma de decisiones más informada. Los proyectos de investigación, los departamentos de investigación y los propios investigadores cuentan con una financiación y un apoyo insuficientes en muchos países. También es importante alentar a las instituciones de formación docente a incluir la investigación en sus planes de estudios. Esto garantizará que los graduados en formación docente puedan investigar sobre su práctica, lo que a su vez podría mejorar la calidad de las experiencias y los resultados del aprendizaje. El establecimiento adicional de departamentos de investigación en los ministerios de educación contribuiría en gran medida a fortalecer la toma de decisiones basada en evidencia, así como a monitorear la traducción de la investigación a la política. Los ministerios deben establecer sistemas de investigación digitalizados que incluyan bases de datos que puedan alojar los datos, permitir el acceso y visualizarlos para informar decisiones en tiempo real.

Desde una perspectiva global, es importante que los gobiernos utilicen un enfoque de triangulación que permita el intercambio de conocimientos y el aprendizaje entre diferentes contribuyentes en el espacio educativo (educadores, padres, comunidades, investigadores, facilitadores, financiadores y formuladores de políticas) para políticas más informadas y prácticas. El Simposio de Investigación entre Centros GPE KIX África 19 y 21 brindó una plataforma útil donde diferentes actores en la educación pudieron revisar conjuntamente temas clave en la educación y discutir cómo se puede lograr la transformación deseada para obtener mejores resultados de aprendizaje y, en última instancia, contribuir al capital humano que es fundamental para nuestro continente.

El simposio reunió a investigadores y actores políticos que normalmente operan a nivel nacional. Este foro se puede replicar en diferentes niveles, desde la escuela hasta los niveles distrital, regional y nacional. Por ejemplo, los temas planteados y discutidos a nivel de escuela podrían enviarse para una mayor discusión y posible inclusión en diferentes niveles y ponerse a disposición de los investigadores. Esto mejoraría la pertinencia y, posteriormente, la implementación de las políticas.

El diálogo, la colaboración y la asociación entre investigadores y tomadores de decisiones pueden contribuir a la realineación de la agenda de investigación con las necesidades de las políticas, lo que conlleva a un mayor interés político y relevancia social de los resultados, así como a la revalorización de la investigación, lo cual resulta en más financiamiento y apoyo para proyectos y departamentos de investigación. En última instancia, con una cultura de investigación más sólida impulsada por la colaboración frecuente entre investigadores y formuladores de políticas, existe una mayor probabilidad de que los datos, hallazgos y recomendaciones de la investigación se utilicen en las decisiones que afectan a los niños africanos en edad escolar.

Government and policy actors gather to share their learning takeaways during the KIX Africa 19 and KIX Africa 21 Inter-Hub Research Symposium.Foto: Actores gubernamentales y políticos se reúnen para compartir sus aprendizajes durante el Simposio de Investigación entre Centros KIX África 19 y KIX África 21.Photo: Researchers gather to share their findings and recommendations during the KIX Africa 19 and KIX Africa 21 Inter-Hub Research Symposium.Foto: Investigadores se reúnen para compartir sus hallazgos y recomendaciones durante el Simposio de Investigación entre Centros KIX África 19 y KIX África 21.Participants share evidence, recommendations, and policy implications during the KIX Africa 19 and KIX Africa 21 Inter-Hub Research Symposium.Foto: Participantes comparten evidencia, recomendaciones e implicaciones de políticas durante el Simposio de Investigación entre Centros KIX África 19 y KIX África 21.