Financiando el conocimiento y la innovación en el Sur Global

Por : Joy Nafungo Posted: 06 Agosto 2021
En este blog, Joy Nafungo, responsable de los programas de KIX, aborda la importancia de financiar a instituciones y organizaciones locales para impulsar la generación de conocimiento en torno a la educación en el sur global. 
students in biology class
Créditos: GPE/Kelley Lynch

Para acelerar el progreso en el Sur Global es importante abordar las desigualdades de conocimientos, mejorar el acceso a los datos y reforzar los sistemas que apoyan la generación y la adopción de datos e innovaciones en la educación. Los sistemas educativos necesitan una mejor formación del profesorado, una mayor equidad de género, mejores procesos de aprendizaje y formas eficientes de utilizar las pruebas para fundamentar mejor la planificación en el sector educativo. Es importante integrar los conocimientos en múltiples contextos y conectar las experiencias con los enfoques exitosos que están surgiendo en el sector educativo. De acuerdo con la evolución del panorama de la financiación en los últimos años -especialmente teniendo en cuenta la financiación de la investigación para el desarrollo (R4D), el Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo  (IDRC) está dispuesto a apoyar la investigación igualitaria que alienta a las organizaciones locales a ser impulsoras clave en la generación, el uso y el desarrollo del conocimiento.

 

El Intercambio en Conocimiento e Innovación (KIX) de la Alianza Global para la Educación moviliza y fortalece el conocimiento local sobre innovaciones educativas al reunir a actores multidisciplinarios desde el principio, tales como:

 

Las instituciones educativas: incluyendo escuelas públicas, estudiantes, profesores, directores y funcionarios de educación. Los proyectos de KIX se basan en el conocimiento existente o producen nuevos conocimientos y habilidades, al mismo tiempo que fortalecen la capacidad de los principales interesados en la educación. El objetivo aquí no es solo promover la movilización de conocimientos a nivel escolar, sino también la longevidad del impacto esperado del que los gobiernos pueden beneficiarse en los años futuros.

Los responsables políticos: los equipos de investigación están involucrando directamente a los ministerios de educación y las redes de educación nacionales y subnacionales que desempeñan importantes funciones de promoción. De este modo, se asegura la alineación con los objetivos nacionales en los respectivos países.

Las comunidades locales:  los proyectos trabajan con las comunidades para generar conocimientos y extraer lecciones sobre temas como la educación infantil, la equidad y la inclusión, el acceso de los niños no escolarizados y la calidad del aprendizaje.

Las organizaciones de la sociedad civil, think tanks y otras organizaciones de investigación e instituciones académicas con sede en países de ingresos bajos y medianos: estas organizaciones aprovechan los conocimientos y las redes existentes para trasladar a la política nacional los datos producidos sobre las iniciativas escalables.

 

En su tercera fase de financiamiento, KIX ha seleccionado 22 proyectos regionales en cuatro regiones de KIX; África oriental, occidental y meridional, África occidental y central y el océano Índico, América Latina y el Caribe y Europa, Asia y el Pacífico. Estos proyectos contribuirán a descolonizar el conocimiento centrando las realidades y competencias del Sur Global, y vinculándolas con los foros/fenómenos globales. Para estos conjuntos de proyectos, KIX financia deliberadamente organizaciones con sede en países de ingresos bajos y medios para que dirijan estas investigaciones.

 

Las organizaciones locales como impulsoras de la generación de conocimiento

 

Por más de 50 años, IDRC ha apoyado a organizaciones de investigación en el Sur Global para responder a los desafíos y aspiraciones de desarrollo específicos al contexto. Esta tradición continúa en el marco de KIX y su enfoque en la educación, específicamente por tres importantes razones.

 

En primer lugar, las organizaciones de investigación de los países en desarrollo tienen experiencias únicas que ofrecer y pueden contribuir profundamente a las agendas clave dentro de sus contextos y a nivel mundial. Independientemente de su ubicación geográfica, forjan continuamente vínculos más estrechos con comunidades nacionales, regionales y mundiales de prácticas, de investigación y de ideologías políticas.

 

En segundo lugar, una buena investigación local requiere a instituciones locales fuertes. Aunque las ONG del Sur están interesadas en apoyar a los gobiernos para que mejoren continuamente sus políticas, el enfoque de arriba hacia abajo a menudo bloquea su potencial para actuar debido a la dependencia excesiva de las Instituciones del Norte para liderar las agendas. Por lo tanto, una asociación integradora, que permite a las ONG del Sur a aprender haciendo, es un enfoque eficaz para el aprendizaje continuo y la generación de pruebas. En particular, el aprendizaje Sur-Sur debería fomentarse entre los países en desarrollo que han creado entornos propicios para la investigación política endógena.

 

En tercer lugar, las historias convincentes sobre la importancia de la participación de las organizaciones del Sur van desde la creación (o incluso la prevención) de cambios en las políticas locales y la prestación de servicios que no sólo enriquecen, sino que ayudan a dar forma y visión al futuro de un país, trayendo consigo no sólo un cambio social más amplio, sino también impactos globales. El establecimiento de asociaciones duraderas y eficaces con organizaciones locales da lugar a un mayor sentimiento de apropiación y a una mejor asimilación de los conocimientos, ya que se adaptan a las aspiraciones únicas del país o la región.

 

Consideraciones para el financiamiento de la investigación en educación

 

La identificación inicial de prioridades temáticas para la convocatoria regional de propuestas de KIX implicó la participación de socios de aprendizaje regionales de KIX y equipos independientes de expertos en el proceso de revisión de propuestas. Estos ayudaron a destacar diversas pautas y prácticas en materia de educación porque, además de ser socios clave en las regiones, los socios regionales de aprendizaje tienen una amplia experiencia de trabajo en los contextos en los que se desarrollarán estos proyectos, han establecido redes con los gobiernos y las partes interesadas en la educación y conocen el panorama educativo.

 

Las lecciones de este proceso incluyen una comprensión más profunda de cómo se financia actualmente la investigación para la educación; qué desigualdades existen en la capacidad de investigación educativa a nivel local e internacional; cómo apoyar a los investigadores locales para desarrollar asociaciones; cómo comprometerse con las comunidades educativas del país en el contexto del diseño y la implementación de la investigación y, finalmente, cómo se produce y publica la investigación local y quién tiene acceso a los resultados de la investigación.

 

Otra consideración importante es que la investigación en materia de educación en el Sur Global debe basarse en los valores locales y contextualizados que sustentan los sistemas educativos sólidos, incorporando y prestando atención al género, la diversidad, la equidad y la inclusión con el objetivo de mejorar el acceso, la calidad y la equidad en la educación. Para KIX, las organizaciones del Sur Global lideran el camino para afrontar los retos y las aspiraciones de la educación. En IDRC estamos encantados de ver a este grupo de 22 organizaciones y consorcios unirse a la misión de KIX para construir evidencia con el fin de ampliar el impacto de la educación.