Asia Oriental y el Pacífico: Mejor conocimiento para fortalecer la educación, aprendiendo con pares

Por : Gita Steiner-Khamsi andJosé Luís Canêlhas Posted: 14 Julio 2022

En esta serie de blogs, destacamos los resultados emergentes del Intercambio en Conocimiento e Innovación de la GPE que demuestran cómo se puede generar y movilizar evidencia impulsada por la demanda para apoyar el fortalecimiento de los sistemas educativos en el Sur Global. Este blog se basa en las experiencias del centro EAP de KIX – explore todos los centros KIX aquí. 

Este blog también ha sido publicado en el blog Educación para Todos de la GPE.

map
Créditos: KIX EAP

Los ciclos de aprendizaje, desarrollados por el centro KIX Europa, Asia y el Pacífico, ayudan a las partes interesadas en la educación a acceder al conocimiento y a aprovecharlo para resolver sus desafíos educativos específicos. Lea cómo se beneficiaron Vietnam, las Maldivas y Bután.

El acceso a la información no es el mayor problema que enfrentan los formuladores de políticas para fortalecer los sistemas educativos: estos tienen acceso a una gran cantidad de herramientas, pautas, mejores prácticas y evidencias, disponibles gratuitamente en línea. Más bien, para que todo este conocimiento sea útil, los expertos en políticas de los países socios de la GPE deben participar en la producción de dichos productos de conocimiento y desarrollar las habilidades necesarias para mejorar la utilidad de los bienes públicos globales, adaptándolos a su propio contexto nacional.

Aquí es donde entran en juego los ciclos de aprendizaje del centro KIX Europa, Asia y el Pacífico (EAP).

Los ciclos de aprendizaje son oportunidades prácticas de desarrollo profesional donde los representantes del gobierno, la comunidad de investigación y la sociedad civil tienen acceso directo a la tutoría e instrucción de expertos internacionales. En el transcurso de varias semanas, una serie de talleres permite a los participantes adoptar un enfoque de "aprender haciendo": los grupos de países se basan en el aprendizaje de los demás, y en la experiencia de los instructores, para producir productos de conocimiento útiles y tangibles que respaldan el fortalecimiento de su propio sistema educativo nacional.

Entre otros temas, los ciclos de aprendizaje se han centrado en hacer que las reformas curriculares sean más sistemáticas y adaptadas a las necesidades del siglo XXI, así como en hacer un mejor uso de los datos en la política y la planificación educativas, para abordar la inequidad, incluyendo la brecha entre lo urbano y lo rural. Para que los ciclos de aprendizaje sean lo más útiles posible, el centro EAP utiliza una estrategia de reclutamiento específica para identificar las oficinas gubernamentales más relevantes y revisa las solicitudes para crear grupos de países efectivos. Con más de 300 solicitantes para solo 165 lugares disponibles, el centro EAP ha priorizado a los países socios de la GPE que identifican un tema como una reforma prioritaria en su plan actual del sector educativo o en su subvención de implementación de la GPE.

El gran interés de las partes interesadas en la educación indica el valor de estas oportunidades: el curso sobre Mejora del acceso equitativo a la educación con datos geoespaciales impartido por Amelie Gagnon y German Vargas Mesa del IIPE, inscribió a 51 participantes de 10 países, el 71% provenientes de instituciones gubernamentales. El ciclo de aprendizaje sobre Integración de las Habilidades del Siglo XXI en el Currículo, impartido por Claire Scoular, ACER, admitió a 69 participantes de 14 países, 43% provenientes del gobierno.

Los ciclos de aprendizaje dan forma a las políticas en los países de EAP

En este ciclo de aprendizaje, expertos en Vietnam del gobierno, la sociedad civil y una institución de investigación colaboraron en el análisis del marco curricular nacional de Vietnam y desarrollaron un plan estratégico para la reforma curricular, incorporando el desarrollo sistemático de habilidades del siglo XXI. Siguiendo el ciclo de aprendizaje, estos participantes continuaron compartiendo investigaciones entre ellos y reflexionando conjuntamente sobre cómo adaptarla al contexto de la reforma curricular en Vietnam. La colaboración entre la OSC y el departamento gubernamental fue productiva en la medida en que se llevaron a cabo discusiones preliminares sobre cómo establecer un comité directivo conjunto y un grupo de trabajo para revisar el plan de estudios actual y definir las habilidades del siglo XXI.

Los participantes de Vietnam no son los únicos que desarrollaron productos de conocimiento útiles para una mayor planificación y política. Por ejemplo, Maldivas y Bután también han puesto en práctica su aprendizaje, esta vez desde el ciclo de aprendizaje Mejora del acceso equitativo a la educación con datos geoespaciales. De las 1196 islas que componen las Maldivas, solo 196 están habitadas y la población está distribuida de manera desigual entre ellas. El gobierno de las Maldivas se compromete a garantizar la igualdad de acceso a la educación para todos los residentes. El ciclo de aprendizaje sobre el uso de datos geoespaciales brindó a los participantes las herramientas que necesitaban para mapear la ubicación de las escuelas secundarias e identificar cuellos de botella en la provisión de educación secundaria superior en todo el país. A través de este ejercicio, los expertos nacionales pueden identificar claramente dónde concentrar los esfuerzos en la construcción y rehabilitación de escuelas.

map

Mapas desarrollados utilizando datos geoespaciales, que indican el tiempo de viaje (a pie) a las escuelas secundarias en las Maldivas.

 

En Bután, el equipo de cinco miembros destacó el potencial del uso de datos geoespaciales para la gestión del riesgo de desastres en la educación. Señalaron que al cruzar los datos de las ubicaciones con el riesgo de desastres naturales y la ubicación de las escuelas, los planificadores de la educación podrían abordar mejor el complejo tema de la gestión y prevención de desastres en el país.

En particular, identificaron que crear una capa utilizando los datos de riesgo de inundación y los datos de ubicación de las escuelas ayudaría a identificar las escuelas que están cerca de las áreas de riesgo de inundación. En última instancia, creen que esta práctica contribuirá a mejorar la seguridad de los alumnos y los entornos de aprendizaje.

Los ciclos de aprendizaje presentan una oportunidad útil para el intercambio de conocimientos no solo entre las partes interesadas en la educación dentro de un país, sino también entre países y con expertos internacionales.

Los países de Vietnam, Maldivas y Bután representan solo algunos ejemplos de cómo involucrar a expertos en políticas de los países socios de la GPE en la creación de productos de conocimiento, y ayudarlos a fortalecer sus habilidades para adaptar los bienes públicos globales a sus propios contextos nacionales puede respaldar la adopción de evidencia en política y planificación de la educación.